Buscar

Un tal Merino

Textos de Alejandro Merino

Mil millones de luces para Rama

Solo imaginarlo es abrumador: mil millones de personas en toda India se disponen a iluminar la noche con velas, fuegos artificiales, bengalas. ¿El motivo? Complicado de explicar.

Anuncios

La hija que vuelve a casa

Tomo un mototaxi. Por primera vez me toca compartirlo; somos 5 personas semisentadas en medio metro cuadrado de asiento; con un pie en el mototaxi y el otro volando y esquivando coches y gente...

Lo que quieran los Dioses

Me pregunto en silencio por qué hay estatuitas de dioses hindúes e imágenes de Buda si los sikh son monoteístas, pero creo que no es momento de preguntarlo; no entiendo un carajo.

No estoy listo

-¿Primera vez en la India?- me pregunta la mujer. Tendrá unos 40 años, es muy delgada, de piel bronceada y lleva un pequeño pendiente entre las cejas. Pantalones holgados, blusa de tirantes y sandalias. Por el acento, es española, y tiene toda la pinta de –como dice mi amigo Marcos- una perroflauta.

Dime cómo se hace, amor

Con vergüenza, amor, con odio, con miedo, así se escribe poesía en el país que odia a las mujeres.

¿Ni una más?

Tu amor por esta ciudad siempre sobrepasó toda convención.   La fuerza que yo no tuve para quedarme tú la volviste semillas, abriste siempre tu pecho, a los tuyos y a los extraños, la ciudad te cubrió de besos y... Seguir leyendo →

Tu embrujo y estas calles

  Hice lo que pude para que quisieras quedarte, y no bastó.   Busqué incansablemente las palabras que pensaba necesarias, y cuando creía tenerlas en la punta de los ojos, se me escapaban siempre por el rabillo de tu lengua.... Seguir leyendo →

En este momento…

Llevo un mes pensando en lo que pasó en estos seis años. O en lo que dejó de pasar, en lo que va a pasar ahora, en lo que no quiero que pase.

Simulacros #3

Dejaron de dolernos sus nombres, dejamos, con mucho esfuerzo, de cargar con sus adioses. Finalmente los vencimos.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑